30 enero, 2023

Asientos contables

Cuando hablamos de contabilidad, hay que comenzar por entender que su propósito es dar información en un momento especifico. Por tanto, dentro de esta disciplina, los asientos contables son la forma mediante la cual se registran todas las operaciones económicas de una empresa.  

Ahora bien, teniendo en cuenta que en la contabilidad, se registran una enorme cantidad de movimientos, en este artículo vamos a enfocarnos en los asientos contables. 

En este artículo vamos a conocer la importancia de crear un centro de costos para tu empresa y su clasificación. Sigue leyendo.  

¿Qué se entiende como Asiento Contable?  

Un asiento contable, es el conjunto de anotaciones que se realizan a diario sobre los movimientos económicos que tiene una empresa. A su vez, estos asientos integran el libro contable que contabiliza todas las entradas y salidas, incluyendo el patrimonio del negocio.  

En tal sentido, los asientos contables manejan una estructura, sin embargo, la más común y que maneja la gran mayoría, se conoce como partida doble, en el que se registra el DEBE, el HABER y la FECHA.  

Composición de los asientos contable por partida doble. 

Debe  Fecha  Haber  
Registra los aumentos de activo y de los gastos  Para poder organizar en orden cronológico cada movimiento  Registra los aumentos del pasivo registran los aumentos del pasivo, el patrimonio y el ingreso. 
Es importante mencionar que los asientos contables siempre deben estar cuadrados. Es decir, que el importe total que arroje el debe, tiene que ser mismo que el del haber. 

Tipos de Asiento contable.  

La clasificación de los asientos contables, por lo general, se realiza según su forma y su fondo. A continuación, vamos a conocer de qué trata cada uno.  

Según su fondo:  

  • Asiento de apertura: Estos registros están directamente relacionados a un momento específico, por lo general al inicio de una situación económica.  
  • Asientos operativos: Consta de todas las anotaciones que hacemos durante un año fiscal de las operaciones que maneja la empresa.  
  • Asientos de ajuste: Se encargan de registrar las operaciones del “cierre del ejercicio”, es decir, todas las operaciones que quedan pendiente, incluso aquellas que tengan desviaciones o presenten distorsiones, y no han sido detectadas antes de la entrega del balance general. 
  • Asiento de regularización: permiten saldar las cuentas del año fiscal y clasificar las operaciones como gasto o ingreso (beneficio o pérdida). 
  • Asiento de cierre: es el último asiento del ejercicio y da cierre a la contabilidad del año fiscal. A través de este, cargan todas las cuentas con saldo acreedor y se abonan todas las que aun posean deudor. 

Según la forma

  • Asientos simples: Son aquellos que se registran en componentes diarios y únicamente intervienen dos cuentas contables: debe y haber. 
  • Asientos compuestos o dobles: en estos asientos, aunque también son expuestos en los comprobaste, en estos casos obligatoriamente deben haber más de dos cuentas contables y no poseen un límite especifico de cuentas.  

Hoy en día para llevar la contabilidad de tu negocio de forma rápida y segura, debes contar con un software que te permita registrar tus asientos contables automáticamente. 

En Cuenti, estamos para asesorarte y brindarte el mejor servicio de software contable para tu empresa o negocio. Síguenos en Instagram.

¿Ha sido útil esta publicación?

Escrito Por: Julie Guirados

0 comentarios

Árticulos Relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Entérate de todas las novedades y artículos Pro sobre administración, ventas y contabilidad.